sábado, 17 de febrero de 2018

Los lectores opinan de: CAMINO NEGRO

Historia objetiva de un hecho que sucede en un espacio temporal determinado y que está cargado de la subjetividad de sus protagonistas.

Contar una historia desde el sentimiento y vivencia de los protagonistas de un hecho es lo que hace grande este libro.

CAMINO NEGRO es la lucha minera desde dentro, desde sus protagonistas, desde el corazón y la rebeldía de toda una cuenca por tener una vida digna, mejores condiciones de trabajo, resistirse a la desaparición de su medio de vida enfrentándose a las fuerzas vivas, al poder establecido y lo hace desde la historia de diferentes personajes de un pueblo siempre entregado, unido y decidido a luchar por sus derechos.

Un libro que como se dijo ayer en su presentación, debería ser de obligada lectura en los colegios, para que León reconozca y conozca lo que fue uno de sus grandes motores económicos y la lucha minera. Esos hombres con fama de brutos, incultos y tantas barbaridades que se les atribuyen desde otras miradas que no conocen quienes son y de lo que son capaces, no conocen su trabajo, sus miedos, sufrimientos y gran solidaridad. Un colectivo que ha sido un gran ejemplo de la lucha obrera.

Ha sido una presentación preciosa, emotiva, llena de sentimientos y reencuentros. Me encantó ver a profesores que me dieron clase y sembraron mucho y bueno en mi interior como Jose Cortizo o Ignacio. Me alegra saber que el Departamento de Geografía de la Universidad de León y de Historia se siguen poniendo al día y preocupándose del paisaje humanizado.

Felicidades a María Luisa por este libro, por lo que ha escrito, todo lleno de sentimiento y dedicación a las gentes del pueblo llano, sin artificios y con la verdad de sus vivencias. Mucho éxito y gracias por tu cercanía y bondad. Eres un amor.
A leer, no os lo podéis perder, no os defraudará tanto si sois de cuenca minera, como si no.

Buen día y buen camino a todos y que el camino de las cuencas mineras ojalá deje de ser tan negro y se vuelva de colores.

Olga




miércoles, 14 de febrero de 2018

Los juegos del abismo: qué mala suerte subir a ese tren.

Una vez me quedé dormida durante un trayecto en metro. Desperté justo para darme cuenta de que era el único pasajero de un vagón que justo salía de la última estación de la línea. Por suerte, el tren sólo estuvo parado en el interior del túnel los dos minutos que tuvo que esperar a que saliese el convoy anterior para ocupar su lugar en el andén contrario. Resultó una experiencia hasta poética, ver las interioridades ( o al menos, un pequeño segmento) de la red oculta del metro (no os podéis imaginar cómo me emociono cuando, como en un flash, diviso alguna de esas legendarias estaciones fantasma que duermen, olvidadas, en lo más profundo de mi ciudad) y en parte fue gracias a una lectura infantil que dejó huella en mi corazoncito impresionable. Se trataba de El robinsón del metro (Slake's Limbo) de Felice Holman, que muchos años después aún me saluda en los andenes.
Si eso mismo me pasase ahora resultaría un tanto más dramático dado que en este lapso de tiempo he visto películas como Mimic ( en la que una raza de superevolucionados blatodeos hacen del metro de Nueva York su casa ) o Creep (esta vez en el metro de Londres, donde a la pobre Franka Potente la persigue hasta la extenuación una extraña criatura que , en este caso, ha permanecido al margen de la evolución) que, quieras que no, algo sesgan tu visión del transporte público. Así que, algo influida por visiones contradictorias llegaba yo a esta lectura.
Los juegos del abismo narra cómo una extraña criatura maligna se está haciendo una colección de estatuas a base de secuestrar a inocentes pasajeros y obligarlos a jugar a una serie de juegos que , alterando su origen inofensivo y lúdico, transforma en trampas mortales...(¡Oh, no! ahora me estoy acordando del "Vamos a jugar a un juego" de la primera entrega de Saw...). Esta criatura adopta el temible aspecto de una estatua negra, un ángel inmisericorde y tramposo de dientes serrados (¡Uy! Como los Weeping Angels del Dr. Who...creo que debería de ver menos cine de género...).
En este libro, el destino lleva a los dos protagonistas a verse envueltos en una macabra realidad fantástica que se extiende bajo el metro, en una especie de realidad paralela donde nuestros juegos de mesa y pasatiempos se transforman en un serio y muy real riesgo de muerte convirtiendo la tradición decimonónica de los  Tableux vivants en una auténtica pesadilla. Olvidad lo que Alicia encontró al otro lado del espejo y tened mucho cuidado cuando viajéis en el metro.. bajad en la última parada. Una distracción puede ser fatal.





martes, 6 de febrero de 2018

Los lectores opinan sobre "El viudo del Conde"

Una de las mayores satisfacciones que podemos recibir los escritores es leer las opiniones de nuestros lectores. Conocer los sentimientos que les ha provocado nuestro trabajo, sentir que nuestra obra no ha pasado desapercibida y saber que nuestra historia quedará guardada en el baúl de sus recuerdos. 

Pero si encontramos lectores que apuestan por los nuevos talentos,  que leen nuestra obra en un abrir y cerrar de ojos y que además nos escriben alentándonos a continuar, esto es para nosotros el mejor premio que podemos recibir.  

Alfonso Volpini lo ha conseguido este fin de semana en El Salón del autor 360 celebrado en Valencia. Laura Molla es esa lectora,  además de escritora, que no ha dudado en contarnos los sentimientos generados al leer la maravillosa novela de Alfonso Volpini,  El viudo del conde.

Gracias Laura por tus palabras y por ayudarnos a crecer.

"He acabado su novela, y, aunque se que no le gusta que el digan que se lee en una sentada, ¡después de lo que cuesta escribirla!, así ha sido. 
Sus palabras me atraparon desde el principio, y, aunque no conozco las costumbres anglosajonas, estoy segura de que ha sabido trasladarlas muy bien.

Me esperanza pensar que en 2029, e incluso en 2049 todavía existirán personas que escriban cartas, ¡ya casi lo hemos olvidado!.

Había momentos en los que sentía lástima por Mauro, otros en los que pensaba que ambos fueron muy valientes al desafiar el rígido protocolo de la familia, y otros en los que sentía una “envidia sana” (si es que existe...) de la vida del viudo.

Es una novela que me ha emocionado mucho, y en cada palabra Alfonso ha trasladado la emoción del momento, haciéndome partícipe de los sentimientos de Mauro.

Gracias por recomendarme su lectura, y no se equivoca en su trayectoria como escritor. ¡Espero leer más novelas suyas!"


domingo, 4 de febrero de 2018

Noticias: descuentos, clubs de lectura y dónde encontrarnos.

Estamos encantados de comunicaros una serie de novedades que, aún con todo el trabajo que conllevan y todos los dolores de cabeza que acarrean, nos complacen sobremanera.
Por un lado, nuestra pequeña red de distribución se expande , haciendo cada día más fácil el acercarnos a nuestros lectores.
Además de comprar nuestros libros en formato papel, las posibilidades de hacerse con uno de nuestros ebooks se multiplica: además de en nuestra web o en nuestra aplicación, ahora se puede encontrar nuestros títulos en Kindle, Apple, Kobo o en páginas como Readontime o Todoebook.



Por otro lado, hace unos días inaugurábamos Club de Lectura en Arousa  el próximo día 14 de febrero (oh, si, San Valentín)  estrenamos el de Barcelona. Consulta nuestro Facebook para conocer los detalles.
Y, hablando de San Valentín, recordaros que del 1 al 14 de febrero, puedes regalar cualquiera de nuestros libros con un 10% de descuento y un regalo para ti. Así de contentos estamos.

jueves, 1 de febrero de 2018

El último camino. Mª Luisa Picado Silva presenta su nuevo libro.


A nuestra compañera Mª Luisa Picado Silva se le giran días ocupados. La aparición de su último libro, El último camino, la lleva a hacer kilómetros para estar cerca de sus lectores, dar a conocer su obra, compartir vivencias e intercambiar impresiones.

En breve viajará a tierras leonesas para charlar sobre su trabajo por partida doble:
El viernes 9 de febrero a las 19.30 h. hablará sobre Camino negro (su anterior obra) en la Fundación Sierra Pambley de León.
Y el sábado 10 hará doblete en torno a su última publicación: a las 12 estará en La Escuela del ayer de Fabero y a las 18h. acudirá a La casa del pueblo de Matarrosa de Sil.

Volviendo a Barcelona, el viernes 23 de febrero podremos encontrarla en la biblioteca de Cambrils a partir de la 20.30 h.  Y el 2 de marzo, a las 19 h. en la Biblioteca Ernest lluch i Martín de Vilassar de Mar.

Desde aquí queremos desearle mucho éxito en su andadura.


domingo, 28 de enero de 2018

Mentiras sinceras. Enmascarados: Ovum ex machina.

Se ha escrito un crimen. Un misterio a cuatro manos.
Se ha ideado y producido un asesinato de múltiples ramificaciones. ¿Una injusticia? ¿Una conspiración? ¿Una trampa? ¿Una traición? ¿Todo o nada de esto y a alguien se le está diluyendo la línea entre la realidad y la paranoia? Todo es posible a partir de Enmascarados, el primer volumen de la trilogía Mentiras sinceras.
Hace 20 años, la muerte de un  joven y pujante empresario acaba con la encarcelación y posterior defunción de sus socios. Sus negocios y sus familias se vienen abajo...pero la vida sigue y nos trae hasta nuestros días, cuando los hijos de las víctimas de aquella tragedia se preguntan si los supervivientes jugaron limpio y si es verdad cuanto les contaron. Convencidos de que se les han ocultados datos y de que, en realidad, desconocen los hechos, nuestros tres jóvenes protagonistas no dudan en trasladarse a los Estados Unidos, donde parece posible retomar la pista del sangriento episodio que los privó de sus padres.
Ya en tierras norteamericanas logran infiltrarse en el seno de la empresa que parece ser la continuadora de aquella que, años ha, albergó los deseos y planes de su familia pero que, en realidad, lo que es, es una trampa para todos aquellos que se acerquen a sus puertas acristaladas. Alguien lo sabe todo. Alguien lo controla todo. Vigila, se anticipa, manipula y se esconde. Ese personaje viste guantes azules. Ese personaje firma como OVO.
En el vocabulario arquitectónico un Ovo es un adorno en forma de huevo que encontramos en los capiteles dóricos. (Ummm...no me convence ). 
Claro que también es la primera persona el singular del Presente de Indicativo del verbo Ovar ( o sea, pongo un huevo)...alguien pone un huevo, alguien planta una semilla, algo se va a desarrollar de algún modo. (Parece que tiene más sentido...)
Por otra parte, encontramos la locución latina Ab ovo, desde el huevo, a decir "desde el origen más remoto", que también se usa en narratología para indicar que una historia se desarrolla desde su inicio. ¿Será esa la función de nuestro omnipresente y omnipotente adversario en las sombras? ¿Tuvo el tal OVO algo que ver con los acontecimientos pasados? Y, ahora que está absolutamente en el centro de los presentes, ¿qué es lo que en realidad pretende? Pues eso, amigos míos, tendremos que averiguarlo con la próxima aparición del segundo volumen de la historia. De momento, habremos de conformarnos con intentar no dejar escapar ninguna pista, hacer cábalas y no confiar en nadie. Parece que OVO tiene un plan y una misión. Y nosotros, mucho que averiguar.
Feliz lectura.


Aquí tenéis el Booktrailer para que valláis abriendo boca.

lunes, 15 de enero de 2018

Gold Beach: el amor y la guerra.

"Cualquier hecatombe general siempre se reduce a un drama íntimo".
Manuel Vicent

El diccionario de la RAE define el destino, entre otras opciones, como meta o punto de llegada y como el encadenamiento de sucesos necesario para llegar a esa meta, como Hado y como fatalidad.
A su vez, ese hado y esa fatalidad descienden del Fatum latino, del verbo faor (hablar, decir) y así podemos entender la fatalidad como "lo dicho", en referencia a los hechos que estaban escritos (por el azar, la providencia, los dioses, el mundo...) y a los que estábamos abocados... porque lo que está escrito se transforma en inamovible por la magia de la grafía y la gracia de la fiabilidad de acertar contemplando la predicción a  toro pasado. Lo narrado tenía que pasar porque estaba escrito. Lo que se ha dicho se ha escrito porque ha pasado. Y nosotros nos lo creemos y vemos Destino en todas partes. Pensemos, si no, en esa gracieta del "Aquí estoy porque he venido" . Nuestro Destino era estar aquí y es por eso que irremediablemente hemos venido. ¿O nuestro Destino era venir y es por eso que  no hay más opción que estar aquí? Demasiada filosofía en una D mayúscula.
Porque, a ver, ¿no serán más interesantes  los destinos con minúsculas, esos destinos particulares ( a modo de partículas que conforman un cuerpo mayor o a modo de hechos individuales) punteados de estaciones y descansos en el camino hacia ese Destino revelador e inevitable? Estos son los pequeños capítulos de la fatalidad, son aquello que se "está diciendo", mientras se está diciendo, son los verbos transitivos, los adverbios de modo, las acciones que dotan de significado cualquier narración. Sin ellos, todas las historias se reducirían a la palabra "Fin". Precisamente, "Lo dicho" hasta ahora es cuanto se ha escrito hasta aquí. Las pequeñas frases, poco a poco, nos han ido conduciendo hasta un buen número de signos de puntuación. Aquí estamos. Hemos venido. ¿No es genial? Pues el punto final, la D mayúscula, ya llegará.

Y todo este rollo, os preguntaréis desde hace ya unas cuantas líneas, ¿a qué viene? ¿Es Gold Beach una novela filosófica sobre el destino del hombre? ¿Un drama de protagonistas dominados por el fatum trágico?¿Un nuevo Macbeth? Ni muchísimo menos. Pero su lectura desembocó en una serie de pensamientos sobre el destino, el Destino y los "caminos del señor" que aún me dura.
Gold Beach es una novela romántica canónica con un ligero trasfondo bélico y muchísimo trasfondo personal de la autora. Es una novela basada en hechos reales y, como todo el mundo sabe, la realidad supera a la ficción.
La realidad en que se enmarca Gold Beach tiene como telón de fondo la II Guerra Mundial aunque decide centrarse en uno de esos destinos en minúscula a pesar del tamaño de la tipografía bélica del momento. Los protagonistas de la novela se vinculan al Desembarco de Normandía por hechos y consecuencias particulares e íntimas y su ficción se desarrolla a partir de ahí hasta llegar a nuestros días.
Que nadie busque vívidas descripciones del Reino Unido del periodo porque, en realidad, todo eso importa poco cuando tu vida se desestabiliza desde otras direcciones muchísimo más sensibles y personales. La lucha por la supervivencia se peleó en muchos campos y el campo de lo material no siempre fue  el más importante de ellos. La pérdida o la aparición de los seres queridos  pueden transformar nuestro mundo tanto o más que un V2. Un malentendido puede cambiarnos para siempre y la obstinación y la bondad pueden entrelazarse de los modos más peregrinos. Un amor lejano puede germinar en un amor cercano y los acontecimientos desarrollados apenas una generación atrás pueden cambiar la topografía de nuestras vidas y nuestros corazones. Las decisiones tomadas a la ligera pueden ser tan trascendentes como las reflexiones más profundas. Y el egoísmo no siempre viene ligado a la frialdad de un corazón. A veces las cosas pasan por algo, por nada..o simplemente pasan. Y conducen a donde conducen. 
En Gold Beach hallará el lector tanto buena como mala suerte, coincidencias casi increíbles, familia, amigos y amor. Mucho amor. También argumentos para nutrir un buen rato de reflexión sobre las formas de hacer del destino, la fatalidad y la predestinación. Y unas horas de esa clase de lecturas destinadas a no poder dejarlas hasta haber leído un capítulo más.




Dejemos que la autora nos hable de sí misma y de su obra. Mª Isabel Montes en Convénzeme.