lunes, 15 de enero de 2018

Gold Beach: el amor y la guerra.

"Cualquier hecatombe general siempre se reduce a un drama íntimo".
Manuel Vicent

El diccionario de la RAE define el destino, entre otras opciones, como meta o punto de llegada y como el encadenamiento de sucesos necesario para llegar a esa meta, como Hado y como fatalidad.
A su vez, ese hado y esa fatalidad descienden del Fatum latino, del verbo faor (hablar, decir) y así podemos entender la fatalidad como "lo dicho", en referencia a los hechos que estaban escritos (por el azar, la providencia, los dioses, el mundo...) y a los que estábamos abocados... porque lo que está escrito se transforma en inamovible por la magia de la grafía y la gracia de la fiabilidad de acertar contemplando la predicción a  toro pasado. Lo narrado tenía que pasar porque estaba escrito. Lo que se ha dicho se ha escrito porque ha pasado. Y nosotros nos lo creemos y vemos Destino en todas partes. Pensemos, si no, en esa gracieta del "Aquí estoy porque he venido" . Nuestro Destino era estar aquí y es por eso que irremediablemente hemos venido. ¿O nuestro Destino era venir y es por eso que  no hay más opción que estar aquí? Demasiada filosofía en una D mayúscula.
Porque, a ver, ¿no serán más interesantes  los destinos con minúsculas, esos destinos particulares ( a modo de partículas que conforman un cuerpo mayor o a modo de hechos individuales) punteados de estaciones y descansos en el camino hacia ese Destino revelador e inevitable? Estos son los pequeños capítulos de la fatalidad, son aquello que se "está diciendo", mientras se está diciendo, son los verbos transitivos, los adverbios de modo, las acciones que dotan de significado cualquier narración. Sin ellos, todas las historias se reducirían a la palabra "Fin". Precisamente, "Lo dicho" hasta ahora es cuanto se ha escrito hasta aquí. Las pequeñas frases, poco a poco, nos han ido conduciendo hasta un buen número de signos de puntuación. Aquí estamos. Hemos venido. ¿No es genial? Pues el punto final, la D mayúscula, ya llegará.

Y todo este rollo, os preguntaréis desde hace ya unas cuantas líneas, ¿a qué viene? ¿Es Gold Beach una novela filosófica sobre el destino del hombre? ¿Un drama de protagonistas dominados por el fatum trágico?¿Un nuevo Macbeth? Ni muchísimo menos. Pero su lectura desembocó en una serie de pensamientos sobre el destino, el Destino y los "caminos del señor" que aún me dura.
Gold Beach es una novela romántica canónica con un ligero trasfondo bélico y muchísimo trasfondo personal de la autora. Es una novela basada en hechos reales y, como todo el mundo sabe, la realidad supera a la ficción.
La realidad en que se enmarca Gold Beach tiene como telón de fondo la II Guerra Mundial aunque decide centrarse en uno de esos destinos en minúscula a pesar del tamaño de la tipografía bélica del momento. Los protagonistas de la novela se vinculan al Desembarco de Normandía por hechos y consecuencias particulares e íntimas y su ficción se desarrolla a partir de ahí hasta llegar a nuestros días.
Que nadie busque vívidas descripciones del Reino Unido del periodo porque, en realidad, todo eso importa poco cuando tu vida se desestabiliza desde otras direcciones muchísimo más sensibles y personales. La lucha por la supervivencia se peleó en muchos campos y el campo de lo material no siempre fue  el más importante de ellos. La pérdida o la aparición de los seres queridos  pueden transformar nuestro mundo tanto o más que un V2. Un malentendido puede cambiarnos para siempre y la obstinación y la bondad pueden entrelazarse de los modos más peregrinos. Un amor lejano puede germinar en un amor cercano y los acontecimientos desarrollados apenas una generación atrás pueden cambiar la topografía de nuestras vidas y nuestros corazones. Las decisiones tomadas a la ligera pueden ser tan trascendentes como las reflexiones más profundas. Y el egoísmo no siempre viene ligado a la frialdad de un corazón. A veces las cosas pasan por algo, por nada..o simplemente pasan. Y conducen a donde conducen. 
En Gold Beach hallará el lector tanto buena como mala suerte, coincidencias casi increíbles, familia, amigos y amor. Mucho amor. También argumentos para nutrir un buen rato de reflexión sobre las formas de hacer del destino, la fatalidad y la predestinación. Y unas horas de esa clase de lecturas destinadas a no poder dejarlas hasta haber leído un capítulo más.




Dejemos que la autora nos hable de sí misma y de su obra. Mª Isabel Montes en Convénzeme.

  

domingo, 7 de enero de 2018

Sueños... sueños rotos. Presentación de la novela en Barcelona el 9 de enero.


Una ocasión realmente única de descubrir parte de nuestra historia desde dentro y en uno de los edificios más hermosos y desconocidos de Barcelona, la maravillosa Biblioteca  Pública Arús.
Hazte un regalo de Reyes tardío y ven a conocer a Pérez-Villalba y su interesantísima novela Sueños...Sueños rotos.




sábado, 30 de diciembre de 2017

Nuestros lectores opinan sobre las novelas de Rosa Castilla


No soy una lectora que esté interesada en leer escritores novel, ya me he llevado algún que otro chasco confiando en leer algo fresco y diferente. No me convencen mucho. El caso es que una amiga me habló mucho de esta trilogía y me insistió en que leyera El despertar de volvoreta, y no muy convencida, acepté leerla. No me gusta precisamente la novela romántica ya que me resulta pesada. El caso es que me ha gustado la historia y cómo la escritora la cuenta. Una historia cercana y casi real que te hacer revivir situaciones vividas, identificándote con los personajes y haciendo propias las sensaciones. Pasión y morbo no le falta, y las escenas eróticas son contadas con sumo cuidado, prescindiendo de ese típico lenguaje vulgar. Para mí  valorar esta novela con **** cuatro estrellas.
El frágil aleteo de la inocencia me ha gustado todavía más. Hay un cambio significativo tanto en la historia como a la hora de escribir la escritora. Hay un antes y un después contundente a la hora de desarrollar un nuevo escenario donde la protagonista vive su nueva aventura. Digamos que desarrolla mucho más la imaginación pero sin abandonar el realismo. Los escenarios son maravillosos y qué decir de sus personajes, tantos y tan diferentes. 
El caso que la escritora nos pone a los lectores en una encrucijada entre Carlos, Alan y Álex. El final del Frágil aleteo te deja sin aliento, a la espera de qué sucederá con Carlos y Alan, la novela queda abierta a la incertidumbre, no se sabe cuál será el desenlace de esta. Yo estoy deseando leer la tercer porque me he quedado enganchadisima. Mis felicitaciones a Rosa Castilla. Y mi valoración para esta novela es de ***** cinco estrellas.

Zahira Hayes




domingo, 24 de diciembre de 2017

Rafael Lacasa Ferrero: El corazón de la Navidad.


"Al rato un ruido aislado la despertó. Abrió los ojos y vio que todo estaba oscuro y en silencio. Tampoco escuchó a sus padres que seguramente dormían ya. Volvió a meditar sobre lo ocurrido y pese a arrepentirse siguió pensando que lo mejor era desprenderse de sus juguetes para conseguir su ansiada muñeca. Eso si, con mucha pena y dolor. Pero entonces, otro ruido la volvió a poner sobre aviso. Sentada sobre su cama intentó observar en la oscuridad y revisó palmo a palmo su habitación hasta que por fin vio algo".

Rafael Lacasa. El corazón de la Navidad.
Extraído de Historias de Navidad de Angels Fortune.
Esta noche es Nochebuena.
¡Feliz navidad a todos!



sábado, 23 de diciembre de 2017

Ascen Monedero Gutiérrez: Los secretos de Navidad.


"Cuando Santa Claus acabó de leer la carta, los personajes de los cuentos habían enmudecido. Rapunzel estaba avergonzada por haber sospechado de la Bruja, igual que Dorothy, quien, roja como un pimiento,miraba cabizbaja al Mago de Oz, al León, al Espantapájaros y al Hombre de Hojalata. Totó ya ni ladraba.
Caperucita observaba al Lobo Feroz con quien había hecho las paces antes de la celebración en casa de Santa Claus y al que, sin embargo, había acusado.¡Menudo sofoco!
Pulgarcito, Juan sin Miedo y el Gato con botas pensaban que habían culpado al Ogro y eso que ni tan siquiera había llegado todavía a la fiesta.
Abochornados, callaban porque todos, sin excepción, había dicho algo."

Ascen Monedero. Los secretos de Navidad.
Extraído de Historias de Navidad de Angels Fortune.
1 día para Navidad.




viernes, 22 de diciembre de 2017

Mª Isabel Montes Ramírez: La noche en que todo ocurrió.


"Caminó unos pocos pasos hasta que llegó a la parada del autobús de Regent Street, que como era de esperar estaba repleta de gente. Helen esperó pacientemente hasta que llegó el 183, mientras disfrutaba con la iluminación de su calle preferida de la ciudad. Por unos momentos estuvo tentada de ir hasta Covent Garden a tomar una cerveza, pero al final pensó en la pobre Isis y decidió subir al autobús. Durante el largo paseo hasta su casa no dejó de pensar en Kevin, en las veces que él le había pedido tan solo unos minutos para explicarse, en todos los momentos que había intentado aprovechar la más mínima intimidad de la que podían disfrutar en el despacho para acercarse a ella, en su descaro al mirarla fijamente a través de los cristales de su despacho sin importarle lo que los demás pensaran, en los libros tan horribles que le había asignado corregir en todos esos meses. Quizá se lo merecía."

Mª Isabel Montes Ramírez. La noche en que todo ocurrió.
Extraído de Historias de Navidad de Angels Fortune.
2 días para Navidad.