Opiniones dañinas: los escritores también se apuñalan.

Los escritores, filias y fobias, amores y odios... adorados u odiados incluso por sus congéneres.



Los escritores, como los seres humanos que al fin y al cabo son, también tienen sus preferencias y sus odios. No debe resultar extraño, entonces, imaginar que también tengan opinión sobre sus compañeros de profesión. Las hay más o menos afiladas o dañinas pero...¿qué podemos esperar de una persona cuya herramienta más preciada es el don de la palabra?
Hoy os traemos algunos de nuestros comentarios preferidos. Una especie de matanza del día de los inocentes, pero sobre el papel.

"Lanzó mi novela Dinero a la basura en el momento en el que yo mismo aparecí como un personaje secundario, porque según él eso era marear al lector. Pero no le di muchas vueltas. Además, mi padre tenía un gusto terrible para la narrativa"
Martin Amis sobre Kingsley Amis. (De hecho, los Amis dan para un post extenso. Sus pullas son antológicas y sus opiniones sobre otros escritores, venenosas).

"Sus novelas están hechas con dos o trescientos personajes que entran y salen. Parecen haber sido escritas en el vestíbulo de una estación o en una fonda ferroviaria".
Andrés Trapiello sobre Pío Baroja.

"Eché una mirada a un par de sus libros y me aburrió espantosamente"
Isabel Allende sobre Roberto Bolaño.

"Me parece una mala escritora simple y llanamente, y llamarla escritora es darle cancha. Ni siquiera creo que Isabel Allende sea escritora, es una escribidora".
Roberto Bolaño sobre Isabel Allende.

"Cada vez que leo Orgullo y prejuicio me entran ganas de desenterrarla y golpearle en el cráneo con su propia tibia".
Mark Twain sobre Jane Austen.


"Ojalá sus personajes no hablaran tanto como los héroes y las heroínas de los informes policiales".
George Elliot sobre Charlot Brontë.

"Hace treinta años que no lo leo. Es un pelmazo. Y me tiene sin cuidado que le hayan dado el Nobel o no".
Rafael Sánchez- Ferlosio sobre Camilo José Cela.

"No tiene nada de malo que uno se entretenga con prosa de mala calidad (aprecio mucho a un buen número de escritores realmente horribles: Agatha Christie, Ian Fleming, etc.) pero es importante ser consciente del hecho de que son malos.
Truman Capote.

"Una hiena que escribía poesía en tumbas".
Horace Walpole sobre Dante Alighieri.

"Aprecio mucho a Freud como autor cómico"
Vladimir Nabokov.

"Un minuto con Carson McCullers era como una hora sin anestesia en el dentista".
Gore Vidal.